Progreso de lectura:

Empresa

Servicios

Taller

Configurador

Ventas

Blog

Contacto

Taller oficial Nissan

Glosario técnico

Sistema antideslizamiento del vehículo

15 septiembre 2022

El control de tracción ESP o sistema antideslizamiento de un coche permite evitar uno de cada cinco accidentes por pérdida de control del vehículo. Ya muchos fabricantes lo incluyen de serie en sus modelos por su contribución a la seguridad. 

El derrape o deslizamiento puede ocurrir por distintos motivos. Entre los más frecuentes están la aparición de hielo en la calzada o charcos de agua que provocan aquaplaning. Disponer de un sistema antideslizamiento en el coche es especialmente interesante para quienes habitualmente circulan por zonas en las que estas circunstancias se dan con frecuencia.

¿Tu vehículo dispone de sistema antideslizamiento? Conoce tu coche y descubre cómo funciona. ¿No sabes qué es? Te lo contamos para que puedas decidir si quieres que tu próximo vehículo disponga de él o si no es interesante para ti. 

Sistema antideslizamiento

Qué es y para qué sirve

El ESP (Electronic Stability Program) o sistema antideslizamiento de un vehículo es un sistema de control electrónico de la trayectoria del coche. Es uno de los sistemas de seguridad activa del vehículo

Sirve para corregir la tendencia al subviraje que tiene un vehículo cuando empieza a derrapar y así mantener la estabilidad y trayectoria del mismo. 

Así, en caso de que el sistema antideslizamiento detecte que el coche está en riesgo de deslizarse, se pone en marcha en combinación con el ABS y el TCS del coche para mantener la trayectoria adecuada. Básicamente evita el deslizamiento lateral del vehículo manteniendo la trayectoria indicada por el conductor con el volante.

El ESP está activo siempre que el vehículo está en marcha, aunque se puede desconectar y permanecerá latente. Lo ideal es dejarlo siempre activo porque nunca se puede saber en qué momento te ayudará a evitar un accidente y librarte de sus consecuencias.

sistema antideslizamiento del coche

Qué partes lo forman

Este sistema está formado por:

  • Sensor de ángulo de volante. Con él conoce qué marca el conductor, cuándo ha girado, en qué medida y a qué velocidad. 
  • Sensores de giro de rueda compartido con el sistema ABS.
  • Sensor de posición del acelerador.
  • Sensores de aceleración lateral que informa al sistema de si el coche traza la curva o no. 
  • Un giróscopo o giroscopio. Detecta si el vehículo está intentando girar sobre su propio eje.
  • Unidad de control. Es el ordenador al que llegan los datos de los sensores con los datos que debería tener y verifica si coinciden con una conducción segura o si hay discrepancias que le obligan a actuar.

Cómo funciona el sistema antideslizamiento

Para su funcionamiento, el sistema antideslizamiento ESP dispone de una serie de sensores. Estos son los encargados de detectar cuándo el vehículo está en riesgo real de sufrir un deslizamiento lateral. Y en combinación con el ABS y con el sistema de control de tracción (TCS) del propio vehículo, mantiene la trayectoria del coche.

Ayuda a mantener la tracción entre los neumáticos y la carretera en condiciones de riesgo manteniendo la tracción del coche limitando el giro de las ruedas, de modo que facilita la conexión con la superficie de la carretera. Y así mantiene la estabilidad y la trayectoria que desea el conductor y que marca desde el volante.

Para que el sistema antideslizamiento funcione dispone de una serie de sensores (como ya hemos visto) que captan datos del vehículo y la vía. Estos proporcionan al sistema la información que precisa para detectar cuándo es preciso actuar y corregir la trayectoria de nuestro automóvil.

Cuando el sensor de aceleración lateral indica falta de movimiento pero el sensor del volante le dice que está girado a un lado, el sistema detecta que el coche sigue recto y que es necesario actuar. 

Con ayuda del ABS frena la rueda que sea precisa en cada situación para generar una fuerza opuesta a la que desplaza al vehículo la curva y la compensa hasta que el coche regresa a la trayectoria ideal. Habitualmente se combina también con el sistema de estabilidad del vehículo para evitar vuelcos durante este proceso.

Post relacionados

Tipos de asistente de aparcamiento: cuáles son

Tipos de asistente de aparcamiento: cuáles son

Disponer de un asistente de aparcamiento facilita estacionar el vehículo de forma rápida y precisa. Sin sustos, sin roces y aprovechando al máximo el espacio. Pero no todos los tipos de asistente de aparcamiento son iguales. Hay una gran variedad y su ayuda es muy diferente.

Reposacabezas activo: seguridad en tu vehículo

Reposacabezas activo: seguridad en tu vehículo

Los fabricantes de vehículos están en continua búsqueda de mejoras para la seguridad, el confort y la eficiencia. Cada pequeño cambio que mejora la vida del conductor es un triunfo. Una importante pero todavía poco conocida son los reposacabezas activos. Sin embargo, es un elemento que en determinados casos puede marcar la diferencia entre recibir un pequeño susto y sufrir la consecuencia grave de un accidente.