Progreso de lectura:

Empresa

Servicios

Taller

Configurador

Ventas

Blog

Contacto

Taller oficial Nissan

Glosario técnico

Qué hacer si te quedas sin gasolina

10 agosto 2022

Pocas situaciones son más desesperadas que acabar tirado en una cuneta preguntándote qué hacer si te quedas sin gasolina. Un despiste, que te has arriesgado demasiado o una avería pueden conducir más fácilmente de lo que crees que tu coche se quede parado en mitad de la carretera.

Es entonces cuando surgen las dudas acerca de las consecuencias de esta contrariedad tan indeseable. ¿Qué hago ahora? ¿Me pueden multar? ¿Arrancará el motor sin más cuando tenga combustible? ¿O puede haberse estropeado?

En este artículo esperamos responderte a todas esas preguntas relacionadas con qué hacer si te quedas sin gasolina o gasoil, así como ayudarte a prevenir que te veas inmerso en esta problemática tan embarazosa.

Qué hacer si te quedas sin gasolina: ¿Me pueden multar?

La pregunta ¿Me pueden poner una multa si me quedo sin gasolina? es de esas a la que según con quien hables, te dirán una cosa o la contraria. Lo cierto es que hay mucha leyenda que se alimenta de la simple desinformación.

Si nos atenemos al Reglamento General de Circulación, no existe sanción como tal por el hecho de quedarte sin combustible en el vehículo. Ahora bien, existen una serie de situaciones que sí están tipificadas con infracción por la DGT en las que puedes verte implicado si te quedas sin gasolina.

No te pueden multar por el mero hecho de quedarte sin combustible, pero sí por otras acciones derivadas de esta situación

Las posibles sanciones a las que te enfrentas son las siguientes:

sin gasolina electro auto

Estacionar en un lugar indebido

El artículo 90 del Reglamento General de Circulación especifica que la parada de un vehículo debe realizarse fuera de la calzada, en el lado derecho y dejando libre la parte transitable de la vía. De no obrar de esta manera te puede caer una multa de 200 €, aunque sin pérdida de puntos.

Hacer una maniobra negligente que ponga en riesgo a otros usuarios de la vía pública

Sin combustible, el motor comenzará a dar tirones y finalmente se apagará, con lo que es probable que te veas obligado a hacer ciertas maniobras peligrosas. En este caso también nos exponemos a una sanción de 200 € en base al artículo 3:

El conductor debe circular con precaución para evitar los daños propios y ajenos, además de no poner en peligro a otros usuarios de la vía pública o a los ocupantes del propio vehículo.

Artículo 3

Con el motor detenido, la dirección asistida y los servofrenos se anularán, lo que repercutirá en una pérdida control del vehículo de mucho peligro.

No señalizar la situación adecuadamente

Si una vez te has detenido por ejemplo en la cuneta, omites la colocación de los triángulos de peligro o la baliza luminosa V16, la multa que te pueden poner en este caso asciende a entre 100 y 200 € y pérdida de puntos. Te expones a la misma sanción si no llevas el chaleco reflectante puesto cuando salgas del vehículo.

Transportar el combustible en un recipiente no homologado

Si, por ejemplo, tu vehículo se ha quedado parado cerca de una estación de servicio, se te puede ocurrir acercarte a por gasolina. Bien, en este caso has de saber que deberás utilizar un recipiente homologado.

Si no lo haces, en base a la normativa sobre transporte de mercancías peligrosas, puedes recibir la madre de todas las multas: entre 2.000 y 3.000 € si usas un envase sin homologar. Como ves, vale la pena comprar, junto con la gasolina, una garrafa homologada. Te la venderán en la propia gasolinera por 10 ó 20 €, dependiendo de la capacidad.

Si no tienes a mano la manera de rellenar el depósito, es mejor que contactes con el servicio de asistencia en carretera de tu seguro, siempre que tu póliza lo cubra.

electro auto cangas gasolina

Qué hacer si te quedas sin gasolina: Consejos para evitarlo

En primer lugar, es recomendable que conozcan las características de tu vehículo. En términos generales, una vez que entra en reserva, un coche tiene una autonomía entre 60 y 120 km. Esta cifra dependerá del modelo del automóvil, y normalmente vendrá especificada en el manual de prestaciones del vehículo. Tener presente tu caso particular te ayudará a prevenir que te quedes sin gasolina o gasoil de forma imprevista.

Normalmente, la clásica luz de reserva u otros indicadores visuales te avisarán de que el depósito de combustible ha entrado en reserva

Los coches más modernos incluso suelen ofrecer una estimación del número de kilómetros que aún podemos recorrer con el combustible restante. Es el ordenador del coche el que realiza este cálculo, pero debes saber que se trata de una estimación aproximada, solo orientativa y no fiable a rajatabla. Como ya sabrás, en función del tipo de conducción (por ejemplo si circulas en ciudad o en autopista) gastarás más o menos gasolina o diésel, con lo que puede que consumas más carburante que el indicado en el cálculo.

No existe un depósito de reserva adicional separado del tanque convencional, solo una monitorización de la cantidad de combustible restante

El sistema de monitorización se encarga de avisarte cuando los niveles de carburante bajan de cierto punto. Ahora bien, en ocasiones el medidor de combustible puede averiarse y no avisarte de que el tanque está casi vacío.

En los coches más antiguos una pieza física, llamada flotador, ejerce esta función. A veces el flotador se queda atascado y no sube cuando llenamos el depósito. O, lo que es peor, puede quedarse atascado cuando está arriba y no descender a medida que se gasta el combustible. Los coches modernos, en cambio, cuentan con sensores electrónicos para este fin.

Esta es una de las razones por la que es mejor no apurar demasiado la gasolina en reserva. Corres el riesgo de estar jugándotela.

Por circular con el depósito en reserva no te pueden multar, pero tener el tanque lleno evita la formación de bolsas de aire

Qué hacer si te quedas sin gasolina: ¿Se puede estropear el motor?

  • En algunos modelos de coches, cuando se agota la reserva, no bastará con llenar el depósito para volver a poner el vehículo en marcha. Será necesario el purgado del circuito a cargo de un taller profesional. Esto ocurre más que nada en los coches a gasóleo. En los coches a gasolina no se da este problema, pero te arriesgas a que se descargue la batería al intentar encender el motor.

  • Además, quedarse sin gasolina puede originar que la bomba de combustible quede dañada. Primero, porque sufrirá más para bombear el combustible del fondo del depósito. Segundo, porque corre el riesgo de sobrecalentarse en exceso. Y tercero porque algunas impurezas del combustible, en especial del diésel, que se han ido acumulando en el fondo del tanque pueden llegar al sistema de combustible y dañarlo.

  • Finalmente, quedarse sin gasolina puede facilitar la corrosión en los conductos y en el filtro de combustible. Esto puede derivar en una obstrucción del circuito, con lo que no llegará la suficiente cantidad de combustible al motor.

Post relacionados

Sistema antideslizamiento del vehículo

Sistema antideslizamiento del vehículo

El control de tracción ESP o sistema antideslizamiento de un coche permite evitar uno de cada cinco accidentes por pérdida de control del vehículo. Ya muchos fabricantes lo incluyen de serie en sus modelos por su contribución a la seguridad.

Tipos de asistente de aparcamiento: cuáles son

Tipos de asistente de aparcamiento: cuáles son

Disponer de un asistente de aparcamiento facilita estacionar el vehículo de forma rápida y precisa. Sin sustos, sin roces y aprovechando al máximo el espacio. Pero no todos los tipos de asistente de aparcamiento son iguales. Hay una gran variedad y su ayuda es muy diferente.

Reposacabezas activo: seguridad en tu vehículo

Reposacabezas activo: seguridad en tu vehículo

Los fabricantes de vehículos están en continua búsqueda de mejoras para la seguridad, el confort y la eficiencia. Cada pequeño cambio que mejora la vida del conductor es un triunfo. Una importante pero todavía poco conocida son los reposacabezas activos. Sin embargo, es un elemento que en determinados casos puede marcar la diferencia entre recibir un pequeño susto y sufrir la consecuencia grave de un accidente.