Progreso de lectura:

Empresa

Servicios

Taller

Configurador

Ventas

Blog

Contacto

Taller oficial Nissan

Glosario técnico

Agua en el tubo de escape: ¿Debo preocuparme?

13 julio 2022

La presencia de agua en el tubo de escape en algún momento de la vida útil de un automóvil es una circunstancia relativamente común. Así que, en principio no tienes por qué alarmarte si a ti también te sucede.

Ahora bien, lo cierto es que existen varias razones que pueden explicar que salga agua del tubo de escape. Como siempre ocurre, algunas de esas razones serán más o menos convencionales y, por lo tanto, de fácil arreglo. O no necesitarán ningún tipo de arreglo en absoluto. Sin embargo, otras causas es verdad que pueden ser indicativas de un problema más grave.

En este artículo vamos a analizar en qué consiste cada una de ellas para que te hagas una idea de a qué problemática puedes tener que enfrentarte.

Condensación de agua: El sospechoso habitual

Uno de los motivos clásicos de que se acumule agua en el tubo de escape es la condensación de los gases que se producen en la cámara de combustión del automóvil. Al encender el motor, se mezclan aire y combustible, que son hidrocarburos. Esta reacción genera subproductos como dióxido de carbono y vapor de agua. Y luego, cuando el motor se enfría, los gases pueden cambiar a estado líquido y así es como se depositan en el tubo de escape. Y una vez depositados, el goteo es inevitable.

Este tipo de condensación es benigna, en cierta medida esperable y por lo tanto nada preocupante. Es habitual que la pérdida de agua se dé sobre todo por la mañana debido a que durante la noche el vehículo ha estado estacionado. Sin embargo, también puede suceder en otro momento del día siempre y cuando se encienda el motor después de largo tiempo parado.

El goteo de agua por el tubo de escape debido a la condensación suele darse al arrancar el coche

Condensación por contraste de frío y calor

Otro tipo de condensación que puede acumularse en el tubo de escape es la del vapor de agua contenido en el aire. Sobre todo en época de temperaturas muy frías, la humedad ambiental puede acumularse dentro del tubo de escape. Al poner en marcha en motor y calentarse, se filtrará en estado líquido a través del tubo de escape.

La humedad natural en el sistema de escape suele ser más intensa en automóviles con arranque automático. Ahora bien, si estamos en este escenario, el goteo de agua del tubo de escape debería detenerse al poco de empezar a circular.

Pero si sigue saliendo agua será mejor llevar a cabo un análisis exhaustivo en un taller profesional. Allí determinarán si se trata de un problema más grave.

agua tubo escape eac

Agua en el tubo de escape: El catalizador

Entre los componentes que forman parte del motor del vehículo se encuentra el convertidor catalítico o catalizador. Su misión es tratar las emisiones nocivas de la combustión para que sean menos perniciosas para las personas y el medio ambiente. Cuando son expulsadas por el motor en forma de gases la vía de salida es, precisamente, el tubo de escape.

Cabe la posibilidad, dentro del propio funcionamiento normal del catalizador, que como subproducto de esta conversión catalítica se produzca y salga agua del tubo de escape.

Otras causas que explican la presencia de agua en el tubo de escape

Vamos a ver a continuación qué averías pueden estar detrás de la presencia no natural de agua en el tubo de escape, como filtraciones de anticongelante o un enfriador de EGR averiado.

Pérdida de agua con humo: Pistones o anillos deteriorados

Puede ocurrir que el agua del tubo de escape salga mezclada con humo, que puede ser negro o gris. Entonces será cuando nos encontremos con un panorama más preocupante. Podría indicar que tenemos un pistón o anillos agrietados o defectuosos en el vehículo. O incluso un problema de motor más grave y deberás revisarlo de inmediato.

Los anillos o pistones tienen la función de sellar la cámara de combustión.

Los anillos o pistones dañados también pueden dar como resultado la presencia de un humo azul

Agua en el tubo de escape: El caso del anticongelante

También es posible, y no es raro que se produzca, que tu vehículo gotee agua por el tubo de escape porque entra líquido refrigerante o anticongelante en la cámara de combustión. Debido a que el líquido refrigerante actúa en el bloque motor para enfriarlo, una fuga o grieta puede provocar que el anticongelante llegue al tubo de escape.

Habitualmente la grieta se localiza en la llamada junta de la culata. Una avería de este tipo suele ir acompañada de un humo blanco o gris en el que fácilmente puede apreciarse el típico olor dulce a anticongelante.

Asimismo, en el radiador del coche puede haber aceite flotando en el agua. Puedes revisarlo para cerciorarte de que este es el problema.

Enfriador de EGR averiado

Es propio de muchos motores modernos de tipo diésel que utilicen un elemento llamador enfriador EGR. Su función básica es enfriar los gases expulsados por el tubo de escape. El principal problema con esta pieza es que sufra grietas o fisuras.

Que el enfriador de EGR tenga grietas también puede derivar en que el refrigerante circule hacia el tubo de escape. Por ese motivo ocurrirá, como vimos más arriba, que escapen gotas de agua del tubo de escape, y humo.

electro auto agua tubo escape

Fallo en la mezcla de aire y combustible

Cuando la cantidad de humo que expulsa el vehículo es muy densa y opaca, de color tirando a negro, entonces tendremos problemas. La avería puede estar en un fallo en la mezcla de aire y combustible, siendo la presencia del carburante demasiado alta.

En esta situación, la avería puede estar en el propio tanque de combustible y una posible causa puede ser la utilización de combustible de baja calidad. Sustituir los octanos del combustible por aditivos sintéticos hace que el carburante sea más permeable a la humedad. Para no exponerte a males mayores no te fíes de gasolina o diésel cuyo precio sea significativamente menor al precio del mercado

También puede suceder que haya entrado humedad al tanque por causas naturales. Una forma de evitarlo es mantener el tanque lo más lleno posible.

Una forma de evitar que entre humedad en el depósito de combustible es que llenemos el tanque cuando repostemos

En cualquier caso, siempre que nos encontremos con un problema de goteo de agua por el tubo de escape que no podemos achacar a la condensación, o al funcionamiento esperable del catalizador, lo más aconsejable es acudir a tu taller de confianza.

Post relacionados