Progreso de lectura:

Empresa

Servicios

Taller

Configurador

Ventas

Blog

Contacto

Taller oficial Nissan

Glosario técnico

Fallos del ABS: Estos son los más habituales

21 junio 2022

Los fallos del ABS de un vehículo se traducen en que el sistema que evita que las ruedas se bloqueen antes de tiempo durante una frenada deje de funcionar. La consecuencia de perder este dispositivo de seguridad al volante es que el coche pueda derrapar sin control, con el consiguiente peligro de accidente.

El sistema ABS es tan eficaz que a día de hoy todos los vehículos que se venden en Europa lo llevan. Aunque se trata de un dispositivo por lo general robusto, sin embargo con el paso del tiempo puede sufrir ciertas averías.

En este artículo vamos a  dar un repaso a los fallos del ABS más comunes. Pero primero vamos a explicar brevemente qué es el ABS, de dónde surgió y cómo funciona.

Qué es el ABS y cómo funciona

ABS son las siglas de Anti Blockier System, que en alemán significa Sistema de Antibloqueo. Se trata de un dispositivo de antibloqueo de ruedas, es decir un sistema de frenado cuya función es evitar que los neumáticos se deslicen o resbalen por el asfalto en la maniobra de frenado.

Podríamos decir que el sistema ABS no trabaja solo, sino que colabora con el resto del sistema de frenos convencional. Su efectividad se basa en que hace variar la fuerza del frenado. Reduciendo la presión realizada sobre los frenos, el ABS evita que las ruedas queden bloqueadas antes de que el vehículo se haya detenido. De suceder esto el vehículo comenzaría a deslizarse sobre el suelo sin control y sin responder a los movimientos del volante. Y eso es exactamente lo que puede suceder cuando se dan fallos del ABS.

Dicho de otra manera, gracias a su sistema de sensores el ABS regula el control sobre el frenado y bloqueo de las ruedas para garantizar que el conductor siga teniendo el dominio sobre la trayectoria del vehículo. Por tanto, es de suma importancia para la seguridad de la conducción que los posibles fallos del ABS sean diagnosticados y subsanados a tiempo para el perfecto funcionamiento del dispositivo.

abs fallos eac

Origen del sistema ABS

En la actualidad, el sistema de frenos ABS está presente en casi todos los vehículos que se fabrican en el mundo. Y también puede encontrarse en algunos modelos de motocicletas de última generación, e incluso en aviones.

De hecho, los inicios del ABS se remontan a los años 30 del siglo pasado. Entonces, la casa Bosch lo patentó como sistema de frenado de aviones. El salto a su uso en automóviles se lo debemos a Mercedes en 1978. Luego se unieron al carro BMW y Ford hasta que en 2003 se convirtió en elemento obligatorio para todos los coches comercializados en Europa.

Como sabemos, pese  ser un sistema altamente eficaz, la presencia de fallos del ABS es algo con lo que tarde o temprano tendremos que lidiar, puesto ni este ni ningún otro dispositivo es ajeno al desgaste con el paso del tiempo.

Fallos del ABS más comunes

Cuando un vehículo sufre fallos del ABS tendrá unos síntomas que, normalmente, serán fáciles de notar. Los más habituales serán las pérdidas de tracción, derrapes y deslizamientos impredecibles sobre la superficie. Al circular sobre pavimentos mojados o con mala adherencia estas dificultades serán más acusadas.

A mayores de que la actuación del coche nos alerte de que algo no anda bien, las luces del testigo en el salpicadero nos servirá igualmente de indicador de advertencia. Normalmente la luz ABS consiste en simplemente las tres letras ABS en mayúsculas, en color amarillo y sobre fondo negro.

Es posible que el testigo se ilumine al encender el coche, y parpadee algunas veces mientras está evaluando el estado del sistema antibloqueo. Pero si se mantiene iluminado, sin apagarse, significará que la función de antibloqueo de ruedas no está operativa. Será entonces cuando debamos intervenir, aunque debemos saber que aunque el sistema ABS no funcione, los frenos tradicionales seguirán funcionando.

Avería electrónica en los sensores o la centralita

Al estar compuesto de sensores monitorizados por una centralita (el ordenador de a bordo del vehículo) es posible que los fallos del ABS provengan del malfuncionamiento de la electrónica de estos elementos. El problema puede estar incluso en los fusibles o el cableado interior.

Uno de los fallos del ABS más recurrentes es que el testigo se ilumine al frenar suavemente o manteniendo el pie en el freno. Cuando ocurre esto puede que simplemente el interruptor de las luces de freno esté averiado.

La mejor manera de verificarlo y salir de dudas es conectar el automóvil a una máquina de diagnosis para llegar al fondo del problema. Como os explicamos en este artículo, las máquinas de diagnosis de coche no solo ahorran tiempo, también dinero.

eac abs fallos

Fallos del ABS relacionados con la circulación del líquido de frenos

Otra de los fallos del ABS más típicos es la pérdida de circulación del líquido de frenos. Los tubos y tuberías que forman parte del circuito del sistema ABS pueden deformarse si reciben algún impacto. Normalmente, estas averías en el flujo del líquido de freno son detectadas por el dispositivo ABS, y este emitirá un mensaje de alerta.

De distinto origen, pero con un efecto perjudicial similar al anterior, es la presencia de burbujas de aire en el circuito. La solución que se requiere en este caso es un purgado del circuito.

Pistones defectuosos: Otra fuente de fallos del ABS

Los pistones de las pinzas de freno pueden griparse o moverse con dificultad cuando el óxido o la suciedad se instalan en ellos. Esta avería suele producirse si no hemos respetado las especificaciones del fabricante con respecto a la sustitución del líquido de frenos.

Por otro lado, los propios sellos de los pistones pueden sufrir fugas que repercutirán en un descenso de presión del pedal de freno. El sistema ABS también es sensible a estas fugas.

Desperfectos en el anillo dentado de la rueda

No es una avería para nada frecuente, pero en ocasiones la grasa o el óxido se acumulan en exceso en el anillo dentado de la rueda, dando como resultado que el testigo del ABS se encienda.

Fallos en las electroválvulas

Las electroválvulas son los elementos encargados de regular la presión de frenado del sistema antibloqueo. En ocasiones estas electroválvulas dejan de funcionar, y si no se pueden reparar será necesario sustituir todo el sistema hidráulico.

Post relacionados