Progreso de lectura:

Empresa

Servicios

Taller

Configurador

Ventas

Blog

Contacto

Taller oficial Nissan

Glosario técnico

¿Qué anticongelante usar? Tipos y diferencias

7 junio 2022

Es habitual que no sepas qué anticongelante usar para tu coche hasta que te ves en la necesidad de comprarlo con urgencia porque el depósito se te ha quedado seco. De hecho, a muchos conductores les ocurre que ni siquiera saben que hay distintitos tipos de anticongelante hasta que el dependiente de la tienda les pregunta cuál necesitan. Como es normal, les queda cara de confusión.

Pero no hay nada de vergonzoso en ello, y lo más probable es a todos nos haya pasado lo mismo. Si a ti todavía no te ha sucedido, sigue leyendo y anticípate a la situación. Te quedarás muy a gusto cuando el dependiente te pregunte y tú sí sepas qué tipo de anticongelante usar.

Bromas aparte, conocer los distintitos tipos de anticongelante que existen no solo te servirá para saber cuál necesitas para tu vehículo. También te dará la oportunidad de poder tener en cuenta qué coche se adapta mejor a distintos climas y entornos.

Cada automóvil usa un tipo de anticongelante concreto que vendrá especificado por el fabricante

Y es que, lo primero que debes saber, es que cada automóvil usa un tipo de anticongelante concreto que vendrá especificado por el fabricante. ¡Y no puede cambiarse! Si lo que precisas es un tipo de anticongelante con unas propiedades extra frente a condiciones meteorológicas extremas, no servirá con que cambies de tipo de anticongelante. Quizá necesites plantearte cambiar a un vehículo que funcione con el tipo de anticongelante más resistente.

tipos anticongelante electro auto cangas

Qué anticongelante usar: Orgánico, inorgánico e híbrido

En una entrada anterior hablamos de las principales causas de la pérdida de líquido refrigerante. En aquella ocasión mencionamos que líquido anticongelante y refrigerante son sinónimos.

El líquido refrigerante o anticongelante forma parte del sistema de refrigeración presente en todo motor de combustión interna. Este sistema se encarga de disipar parte del calor que se genera en el motor durante su funcionamiento. Al mismo tiempo, el refrigerante contiene aditivos que evitan la congelación del propio líquido a temperaturas próximas a los 0 ºC. Es por esto por lo que se también se le llama líquido anticongelante.

También en la misma entrada te contamos brevemente cuáles son los dos grandes tipos de anticongelante que existen en el mercado: el orgánico y el inorgánico. Ambos tipos son muy fáciles de diferenciar, con lo que aprender qué anticongelante usar es muy fácil.

A mayores, un tercer tipo de refrigerante se está haciendo un hueco entre los fabricantes últimamente: el anticongelante híbrido.

Anticongelante orgánico

El anticongelante orgánico lo habitual es que tenga color rojo o rosa. Debido a que contiene silicatos y otros aditivos, soporta temperaturas mucho más bajas y protege mejor frente a la formación de burbujas o residuos.

Además, también ofrece una buena protección ante la corrosión de algunas partes del motor. Este tipo de anticongelante mantiene sus propiedades durante más tiempo y es biodegradable, generando también menos residuos perjudiciales para el medio ambiente.

El anticongelante inorgánico tiene la ventaja de que dura más tiempo, genera menos depósitos sólidos en el interior del circuito de refrigeración, posee baja conductividad eléctrica y su punto de ebullición es más alto.

Anticongelante inorgánico

El inorgánico, que suele ser de color verde, dura menos y también protege menos frente a temperaturas extremas. Asimismo, tiende a degradarse más pronto que el inorgánico, y protege menos de la corrosión. Pero eso no es problema si vives en un clima más o menos benigno, y lo sustituyes con la regularidad necesaria para que mantenga sus propiedades intactas.

Por tanto, no le des más vueltas: será el que debas usar si las indicaciones del fabricante así lo estipulan.

El anticongelante inorgánico funciona mejor con los motores más antiguos, mientras que el orgánico está adaptado a los motores modernos

electro auto anticongelante

Anticongelante híbrido

Aunque casi inexistente hace unas décadas, se está volviendo popular en muchos fabricantes. Tiene componentes como etilenglicol y aditivos neutralizantes que le otorgan propiedades de durabilidad, protección y resistencia a la congelación a medio camino entre el orgánico y el inorgánico. Se usan en algunos motores europeos y estadounidenses.

Con respecto al color, no hay una tendencia clara. Lo mejor será fijarse en la etiqueta para identificarlo.

G11, G12, G12+, G12++ y G13: ¿Qué anticongelante usar?

Qué anticongelante usar dependerá básicamente de las especificaciones de tu automóvil. Fíjate en las etiquetas y en las indicaciones G11 ó G12 ya que no todos los fabricantes siguen los mismos códigos de color que hemos señalado más arriba. De hecho, también se puede encontrar líquido anticongelante de color verde, azul, amarillo o naranja.

La G de las siglas G11, G12, G12+, G12++ y G13 se refiere a la generación del anticongelante orgánico

Otra cosa importante que debes saber es que las siglas G11, G12, G12+, G12++ y G13 no se corresponden a distintos tipos de anticongelante. Lo que indican es las distintas generaciones de anticongelante. Es fácil recordarlo si asocias la “G” con “generación”. Concretamente, son anticongelantes de tipo orgánico. Así, el anticongelante G11 se comenzó a producir en el año 1994, mientras que el G13 se empezó a usar en 2008.

Aunque son todos de tipo orgánico, como ya hemos señalado, lo cierto es que algunos pueden mezclarse entre sí y otros no. Esto es porque no llevan exactamente los mismos componentes, por lo que ciertas mezclas pueden dar al traste con las propiedades anticorrosivas.

Mejor no hagas experimentos y utiliza únicamente el tipo que venga especificado en el manual del fabricante del vehículo.

Nunca debes mezclar distintos tipos de anticongelante

Lo que nunca debes hacer es mezclar el anticongelante que le corresponde a tu modelo de vehículo con otro diferente al que indica el fabricante. Nos arriesgamos a provocar problemas en el circuito de refrigeración. Es decir, no puedes mezclar inorgánico con orgánico o híbrido.

Así que olvídate de qué refrigerante es más resistente, duradero o anticorrosivo. Cada coche es compatible con solo un tipo de anticongelante y solo ese. No hay más respuesta posible a la pregunta “Qué anticongelante usar”. Por eso, como dijimos al principio del artículo, si te vas a mudar a un lugar con temperaturas muy bajo cero, quizá debas plantearte cambiar tu coche por uno compatible con un anticongelante orgánico.

Es mejor no mezclar el anticongelante con agua salvo que te encuentres en un apuro

Tampoco recomendamos que mezcles anticongelante con agua, ya que te expones a diluir sus propiedades de soportar el frío o el calor. Hazlo únicamente en un caso de emergencia, y cambia la mezcla por el refrigerante que corresponda en cuanto se te presenta la oportunidad.

Lo que sí podemos hacer es mezclar anticongelantes de diferentes colores, siempre y cuando sean del mismo tipo y características.

Post relacionados